sábado, 14 de noviembre de 2009

MI PALABRA

No debe corrompernos
ninguna ideología.

Que al hombre
lo forman sus actos
no debería olvidarse.

Sabed pues
que solo tengo
lo que vale mi palabra.

4 comentarios:

J. J. García Rodríguez dijo...

Aunque ya hace algún tiempo que terminé reconociendo aquello de que el lenguaje -todavía- no es más que un apaño evolutivo, son muchas las ocasiones en que no puedo dejar de pensar, a pesar de todo, qué sería de nosotros sin la palabra.

Claudieta dijo...

La palabra de caballero y de señora, son las sólidas columnas de las relaciones humanas, no hay mejor trato que el de la palabra dada.....

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

A pesar del tiempo que he estado fuera, al volver, me reconforta constatar que hay cosas que no cambian, e incluso mejoran día a día. Impresionantes tus últimos poemas Emilio.
Un abrazo.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Y eso es más que suficiente...

Abrazotes
MArian